Seleccionar página

Peregrina virtualmente a la casa de santa Teresa.

-Claudia Morales Cueto

 

En la época de las cruzadas, muchos cristianos querían peregrinar a Jerusalén, pero no era posible. Eso dio origen a la creación de laberintos para peregrinar dentro de las grandes catedrales, como en la de Chartres, en en Francia.

Peregrinar implica movimiento en busca de un sentido de vida, de un sentido de trascendencia y de la experiencia de Dios. Pero este movimiento es, sobre todo, un cambio interior. Hoy te invito a que visites Ávila, la ciudad de santa Teresa, en donde visitaremos su casa natal, el convento de la Encarnación, donde profesó como monja, y su primera fundación, el monastetio de san José, donde profesaron las primeras monjas carmelitas descalzas.

Mira el video en el que recorremos los lugares teresianos de Ávila

Muralla de ÁvilaÁvila conserva completa la muralla que se construyó a su alrededor en el siglo XII, aproximadamente. Dentro de la muralla se encuentra la casa donde vivió santa Teresa. Fuera de la muralla se encuentran el convento de la Encarnación y el monasterio de san José.

La iglesia de la Santa

La casa de santa Teresa se construyó sobre lo que fuera la antigua Casa de Moneda. Era una casa solariega, con huerto y amplios espacios. Cuando murió el papá de santa Teresa, la casa se fue a la ruina. Años después, alrededor de 1635, los padres carmelitas descalzos compraron ese terreno y construyeron una iglesia y convento en ese lugar. Para llegar a ella, entramos accedemos a la ciudad antigua por una puerta de la muralla que se llama “Puerta de santa Teresa”.

Puerta de santa Teresa

Entramos a la plaza de santa Teresa y nos encontramos de frente con la iglesia de santa Teresa, construida sobre lo que fue su casa natal.

Iglesia de santa Teresa, Ávila

La planta de la iglesia es una cruz latina, de grandes dimensiones.

Interior de la Iglesia de la Santa

Casi llegando al altar, del lado derecho, se encuentra una imagen de un Cristo muy llagado, obra del talentoso escultor Gregorio Fernández. Nos recuerda la imagen movió el corazón de santa Teresa y que ella narra en el libro de la Vida que la llevó a determinarse a vivir con mayor perfección sus votos y las enseñanzas del Evangelio. Esta escultura, sin embargo, es posterior y fue comisionada por los padres carmelitas al escultor, junto con el retablo del altar mayor y una escultura de santa Teresa.

Cristo muy llagado

A la izquierda del altar mayor, podemos acceder a la capilla del nacimiento de santa Teresa de Jesús. Aquí nos da la bienvenida el Padre David Jiménez, prior de la casa de la santa.

Mira el video donde el Padre David Jiménez nos da la bienvenida.

Visitar el lugar donde nació santa Teresa, donde comenzó a latir su corazón, nos lleva a dar gracias por el don de su vida, que tanto bien ha hecho y sigue haciendo por medio de sus enseñanzas acerca del amor de Dios y de la posibilidad de comunicarnos con Él. También nos lleva a pensar sobre nuestra propia misión, pues Dios nos invita a cada uno a ser signo de su amor en donde nos haya tocado vivir.

Al salir, encontramos el huerto, en el que dos esculturas nos recuerdan que Teresa y su hermano Rodrigo jugaban a ser ermitaños en ese huerto. Santa Teresa siempre tuvo deseos de Dios, de trascendencia, y eso imbuía sus juegos, y también sus travesuras, como cuando se escapó a tierra de moros.

huerto de santa teresa

Antes de salir de la casa de la Santa, veamos esta bella escultura de santa Teresa, también del Gregorio Fernández. Esta foto la tomé el 28 de marzo de 2015, en la celebración de los 500 años del nacimiento de santa Teresa. Su tocado tiene piedras preciosas, una por cada de sus fundaciones.

santa teresa de jesús

Esta escultura se hizo junto con la del Cristo muy llagado, formaban un díptico, pero ahora se encuentra normalmente en la capilla del nacimiento, excepto cuando sale en procesión, como el 15 de octubre.

Para saber más:

Continuaremos nuestra peregrinación fuera de la muralla, visitando en convento de la Encarnación, donde santa Teresa entró de monja.

©Claudia Morales Cueto, 2020, texto y fotos, excepto la de la ciudad amurallada.

Foto de la ciudad amurallada: @Citlalinushka

Share This